23.7.09

Última palabra

Hace cinco meses me preguntó si me casaría con él y desués de 2 minutos de silencio cuando ya quería darse por vencido lo acepté. Tuvimos poco tiempo para las preparaciones, no fui la novia Ripley, no tuvimos una gran fiesta, ni tampoco recibimos muchos regalos (agradecimos mucho los pocos que recibimos). En cambio ahora miro mi aro, que tampoco es de oro, sino de plata porque no nos alcanzó para un par dorado sé que no lo cambiaría por nada más del mundo.


Tras unas largas semanas sin pronunciar ni una palabra en está página, creo que es tiempo de cerrar un capítulo y pasar al otro. Tal vez me encuentren caminando por una de las calles de Lima. Por ahora les invito a todos a mi nueva casa. Mi casa América.

PS. Por poco se me olvida, el Xan Xan también oncontró por fin a una mujer ideal para él. Es un poco más grande su hembra, pero... se quieren.




1.6.09

CagArte

Será mi falta de comprensión, mi egoísmo, la xenofobia o la manifestación de mi mal genio, no lo sé. Lo cierto es que mis vecinas me tienen harta y no sólo porque no boten la basura y la dejen dentro o fuera de la puerta, que no laven sus platos (que son un montón), que cada noche inviten a una docena de turcos a cenar en el piso, que paren cantando ( ojalá cantaran bien) que ocupen toda la nevera y que no cierren la puerta. Hoy ya me sacaron de quicio por dejar una ay-cuan-sofisticada muestra del arte contemporáneo en el baño…. Y no es la primera vez. Abajo el testimonio.



22.5.09

mentes enfermas

El profesor escribe en la pizarra felizmente y dice que la palabra esta compuesta por dos lexemas: feliz y mente y como mente viene del latín (MENS) que significaba "ánimo", la palabra felizmente significará entonces "con ánimo feliz".
Al cabo de un rato mi compañero me pregunta si MENS tiene algo que ver con la expresión delirium tremens y yo le digo que seguro tanto que con la palabra menstruación. Él piensa un toque y dice: pero la menstruación es una palabra confusa, en realidad debería llamarse women´s tration, no crees? Le doy la razón. Llegamos al acuerdo que dos primeras letras desaparecieron con el tiempo probablemente al pasar varias étapas de cambios lingüísticos.
A los futuros lingüïstas, o simplemente a nosotros, esos sujetos mediocres que pretender ser lingüístas a veces nos gusta soltar la rienda de la imaginación.

5.5.09

No sufre más el que más se queja

Después de que me lo echó en la cara, salí llorando a la ducha para que mi compañera del cuarto, no me viera y para que el agua fría me cayera en la cara, a ver si me despertaba. Alivio ninguno.

Llamé a mi amiga J., pero no respondía. Me sentí sola.

Es bastante lo que tengo, tal vez. Pero me falta poder salir del súper con una bolsa con la comida para dos, por fin no tener que dormir abrazando sólo la almohada. Así, como me lo llevo imaginando desde hace varios meses.

Me dormí con la cabeza encima de la mesa como una niña llorando porque desea una cosa que no le quieren dar. Y ahorita veo al despertar, aquí en la pantalla de una pequeña laptop que me dejó, la foto de un vestido de novia, blanco, que no podré llevar.

26.4.09

MALA GENTE

Aquí estoy, sentada en el tren al lado de la ventana y son las 2pm y hace un calor insoportable fuera. Antes de la partida una chica se acerca a mi ventana, la abre y saluda a un hermano, amigo, novio, amante suyo que luego resulta ser uno de los dos últimos porque ella se pone lujuriosamente el pie entre sus piernas (las de él). Al saludarlo por la ventana intenta cerrarla, pero el ganchito parece estar malogrado que no extraña en este país. Me dice que luego a lo mejor se cierra. Pienso que quién, chucha, le dio el derecho a abrir MI ventana y luego pienso que no está tan mal, que igual hace calor y así al menos me voy a refrescar. El tren se pone en marcha y me da el aire fresco a la cara, me acaricia la frente y los ojos cerrados porque aún hace un sol espléndido que no me deja abrirlos por completo. En un cuarto de hora se acerca una señora intentando cerrar la ventana, pero no lo consigue. Pienso que es mejor, porque tendría que discutir con ella de que yo no quiero cerrar la ventana por el calor que hace. Se desespera y se va sin éxito. Al cabo de 2 minutos viene su esposo a cerrar MI ventana y no puede con ella tampoco. Me alegro en mí, dentro y continúo leyendo mi libro. Luego viene el mismo señor con un pedazo de papel intentando meterlo entre un vidrio y el otro empujando para que se cierre. Le digo que lo deje. Se molesta porque dice que en el otro lado del vagón tienen frío. Le digo que se cambien de asiento que a mí el calor me molesta, entonces me dice que yo me cambie del asiento y yo le respondo que deje sus ideas de cerrar la ventana porque igual no cierra y que MUY BIEN porque es MI ventana y yo la quiero tener abierta. Se marcha enojado. Al final va y se queja al empleado de la empresa de trenes exigiendo que él cierre la ventana porque les da demasiado aire. El empleado al final logra cerrar la ventana y yo me quedo encerrada, protestando y casi llorando que tengo calor y que yo, joder, también pago mi billete por viajar en unas condiciones humanas. Me llaman mala gente. Yo les mando al carajo. Seré mala gente y seré egoísta porque estoy sola y sufro y estoy sudando en el tren donde se sienta más gente alrededor y hace más calor aún y la gente de este país me da rabia. Odio estar aquí sola. En estos momentos también lo odio a él porque se niega a venir a estar aquí conmigo. Luego recibo una llamada suya a mi celular, me dice que llamó a mi casa pero no estaba. Me alegra escuchar su voz. Lo amo de nuevo.

21.4.09

mudos

Mientras mi vecina duerme roncando y ni la despiertan las chicas turcas gritando desde el otro lado de la pared, me acurruco en mi pequeña cama escuchando caer las gotas en el fregadero de la cocina y pensando que podría ser el sonido del teléfono y que alguien me acaba de dejar un mensaje. En vano. El teléfono sigue mudo. Mudo también está el cuarto y yo me callo al pensar que otra vez nadie me dijo sus buenas noches.

18.4.09

despedida de soltera

Desde que hace unos diez o doce años vi en la tele un capítulo de la serie Doctor en Alaska (Northern Exposure), en la cual Shelly se casaba y le organizaban una despedida de soltera yo también quería, o sea, no casarme, sino quería una despedida así: una fiesta con los vestidos blancos de novia hechos por sus amigas de papel higiénico. Ayer tuve mi primera (según las chicas) despedida de soltera. No hubo papel higiénico ni vestidos blancos, tampoco hubo chicos calatos bailando en mi mesa ni entró policía para pedir que nos tranquilicemos. Aunque la despedida fue un poco adelantada, porque perderé mi estatus de single justo en once semanas, les agradezco a las chicas que estuvieron conmigo, porque el día del matrimonio por desgracia no tendré a ninguna de ellas cerca.

25.3.09

una lección para necios




Está a más de 10 mil kilómetros siguiendo con su vida y yo acá a 5 grados bajo cero, 20 centímetros de la cubierta de nieve y pensando si de verdad fui tan cojuda como para haberlo dejado allá, en Lima.

Sí, lo fui.

Aunque duela decirlo, aunque me siga explicando que si no lo hubiera hecho podrían haber pasado otras cosas que no pasaron, blablabla.... Fui idiota. Es más, fuimos idiotas los dos.

La verdad es que lo extraño y lo hago desesperadamente con cada segundo dudando si consiga volver a verlo en 3 meses que es el tiempo que tenemos para casarnos. Llevo su anillo en el dedo, su cara en mi mente. A él lo llevo acá dentro.

Subí al avión casi en último minuto pensando que si no lo hacía, mejor, pero no me alcanzó valentía para regresar por la puerta, tocar su espalda cuando se alejaba y decirle que me quedaba. Entonces, incluso pensaba que si me lo pedía, me quedaría a su lado, pero se quedó callado dejándome marchar.

Le prometí que volvería y, de hecho, tengo que conseguir el pasaje mientras él esté preparando la boda. Nuestra vida hasta hoy ha sido tan insegura que temo pensar en el futuro. Sólo quiero volverlo a ver, dormir mirándolo, tranquila y que al despertar no haya este puto espacio vacío entre mi cuerpo y la pared. Quisiera pensar que Nietzsche no mentía y si sobrevivimos, será una buena lección. Pero será una lección para necios.

Hasta dentro de 3 meses, amor.

11.2.09

Espérenme a las 7

A partir de mañana se terminarán las ricas rabas fritas, y claras de limón, las fiestas de tinto, las horas perdidas en los cafés charlando, las largas visitas en la biblio de la facultad. No habrá los vecinos gritones que te despierten por la mañana con su mala hostia, no habrá vueltas a las tantas de la noche sin miedo a que te atraquen. Se acabarán las salidas de compras cada fin de semana (y a veces entre) las horas en las tiendas de Inditex y viendo las cositas en Bijoux. Se acabarán los cruasanes de mantequilla, café con espumita por la mañana y ver las películas de terror con las amiguitas por los dedos en la pantalla de una laptop cada atardecer. Olvidarás de ir al BBVA para echarles una bronca por cojudos, aguantar sin coca-cola los domingos cuando todo está cerrado y o tener que usar transporte público para moverte de un barrio al otro. Te espera una etapa nueva. Ya no vas a tener miedo sola en la cama por la noche, de fiesta vas a salir solo acompañada, tus cenas no serán para ti serán para ustedes y tendrás con quien ir al cine cuando te aburras. Cuando llores, te besarán y estarán contigo, tendrás con quien compartir tus alegrías e ilusiones. A partir de mañana.

Espérenme el 12 a las 7am en el aeropuerto de Lima. Voy a estar ahí.

3.2.09

Cuenta regresiva (8 dias)

Los últimos días en España: no me puedo creer que ya pasó un año. Ahora me parece que pasó rápido pero es mentira, en mayo el tiempo avanzaba horriblemente lento. Bueno, tras varias aventuras y un laaaaargo camino que hice en los aviones estoy esperando mi vuelo más importante. En una semana vuelvo a Lima y confío que hago bien.

Por cierto el Xan Xan viaja conmigo. Estaba algo sucio así que tuvo que pasar por un camino doloroso de un baño (a las llamas eso no les gusta). Ahora sí puede ir conmigo a buscarse una novia en la tierra de sus padres, jeje.

18.1.09

16.1.09

antes de que te vayas

Cuando estudiando fuera de tu ciudad vuelves para la casa de tus padres para pasar las Navidades con tu familia y le cuentas a tu madre que te quieres ir lejos del pais para vivir alla un tiempo indenetrminado, a tu madre le entra un panico y esta completamente en contra. Pero cuando les cuentas todas las circunstancias a veces cambia de opinion y se da cuenta de que su hija ya es mayor y que quiere tener su propia vida. Luego se pone a recordarte las cosas de tu infancia, cuando tenias miedo dormir sola y te metias en su cama por la noche, cuando te enseñaba los misterios de la cocina antes del irse para hispital y tu tenias que prepararte el almuerzo sola a los 10 anos, cuando vieron juntas las series en la tele y ahora se ponen una vhs antigua donde queda algo grabado hace años. Cuando ella se iba a tu escuela cuando terminabas el año y luego te llevaba a MCDonald's o de compras como un premio por las notas, cuando se iban al lago en verano y tu una vez te perdiste y ella se moria de miedo, cuando cada Navidad adornaban juntas el arbol de navidad y cuanto te gustaba cantar los villancicos de pequeña. Entonces a tu ma le cae una timida lagrima por la mejilla. Tu padre finje no escuchar las bobadas que estan hablando pero sabes que si las escucha y vez su cara triste. Tu ma te da un abrazo fuerte y te dice que te vayas. Y terminan el dia mirando las viejas fotos de tu infancia.

9.1.09

Odisea

¿Alguno de ustedes ha soñado alguna vez con que por algún motivo no podía volver a casa? Yo sí lo soñé pues muchas veces, pero esté año me tocó de verdad.
Imagínate que todo empieza cuando te estás preparando para recibir a una persona más querida en el mundo y ella te dice que no le dieron visa para que pudieran pasar las navidades juntos. Luego la aerolínea cuyo pasaje compraste para irte (ahora sin él) a casa cancela el vuelo sin haberte avisado. Te enteras por casualidad mirando las páginas web. Tras llamarles, te indican otra fecha para tu vuelo (y tras llamarlos imbéciles porque te quieren mandar en avión el 24 de diciembre).
El día de vuelo (con la nueva fecha), e decir, el 17 te avisan 1 hora antes de que salga tu tren con dirección a Madrid (para luego coger el avión en Barajas) que tu vuelo ha sido cancelado. Igual llegas al aeropuerto donde pasas toda la noche mirando la pantalla que dice que tu avión a Roma (vuelas a casa con escala en Roma) no saldrá. Esperas hasta las 4 de la mañana del día siguiente hasta aparecer de los empleados de Alitalia (la compañía cuyo pasaje compraste). Te mandan con Iberia a Viena y luego te dicen que tienes que tomar otro avión de Austrian Airlines. Para tu mala suerte el avión de Iberia sale a las 9:50 del otro terminal y algo pasa con el autobús que circula entre terminales. Coges un taxi que te cobra 20 euros! Esperas todo ese tiempo en Barajas vacío (increíble!) intentando encontrar un enchufe libre para tu celular y que no sea el del baño porque no te parece buena idea pasar media hora al lado de una secadora de manos. Resulta que el avión de Iberia sale con una hora y media de retraso porque espera la plantilla que viene de A Coruña. Eso significa que perderás el otro avión en Viena.
Igual subes el avión a la capital de Austria. Llegan con retraso y en la oficina de Iberia en Viena maravillosamente encuentras a una chica que habla castellano que te cambia la hora en el billete. Facturas el equipaje, recibes tu tarjeta de embarque y esperas unas 3 horas más hasta que llega la plantilla del Austrian Airlines y un hombre te comunica con mala cara que no puedes subir al bordo porque no posees el billete. No lo tienes ya que la señorita de la facturación se quedó con el entregándote solo la tarjeta de embarque, le explicas. Pero para nada. Retiran tus maletas del avión y te llevan a la oficina de Iberia para que te diera otro billete o algún otro papel que asegure que tú eres tú y que tienes derecho a viajar a Varsovia con Austrian Airlines o cualquier otra compañía. En Iberia te dicen que no fueron ellos que te perdieron el billete (claro que no porque fue la chica de la facturación de Austrian), el chico que te está ayudando va a preguntar por aquella chica. Nada, ya se había marchado a casa. La chica latina que te cambiaba la hora del vuelo en la oficina de Iberia tampoco está. Hay solo un chico que te vio preguntar por el avión y cambiarte el pasaje para otra hora. El chico llama a la oficina de Iberia en España. No responden durante largos minutos. El penúltimo avión de Austrian a Varsovia ya ha despegado. Parece que te vas a quedar en Viena sola mientras tu familia te lleva esperando en el aeropuerto de Varsovia ya 8 horas. Por fin llega tu billete por fax. Te mandan con LOT airlines a Polonia. Tras 50 minutos del vuelo estás allá y tras 27 horas de viaje (o sea 48 horas de estar despierta). Por fin estás en casa. Sólo que él no está contigo.
Y ahora imagínate que te pasa igual de vuelta pero en vez de perder tu pasaje pierden tu maleta :(
Empiezas a pensar que algo contigo está mal que siempre te pasan cosas feas. Luego tu lindo novio te dice que te podrían haber perdido el pasaporte y sin el pasaporte no puedes viajar a Lima a verlo. Tu novio a veces sí tiene razón.