5.5.09

No sufre más el que más se queja

Después de que me lo echó en la cara, salí llorando a la ducha para que mi compañera del cuarto, no me viera y para que el agua fría me cayera en la cara, a ver si me despertaba. Alivio ninguno.

Llamé a mi amiga J., pero no respondía. Me sentí sola.

Es bastante lo que tengo, tal vez. Pero me falta poder salir del súper con una bolsa con la comida para dos, por fin no tener que dormir abrazando sólo la almohada. Así, como me lo llevo imaginando desde hace varios meses.

Me dormí con la cabeza encima de la mesa como una niña llorando porque desea una cosa que no le quieren dar. Y ahorita veo al despertar, aquí en la pantalla de una pequeña laptop que me dejó, la foto de un vestido de novia, blanco, que no podré llevar.

7 comentarios:

el véler dijo...

calma, acuariana, calma.

Daniel dijo...

no te kejes tons, y sufre, o alreves...

pd, no estudie sistemas, estudie, o intente estudiar, economia.

Jimmy dijo...

Siempre sufre más el que más ama. ¿Será por eso que me la paso mal?

Elmo Nofeo dijo...

Cualquier sufrimiento por causa del amor es compensado con creces por la dicha que nos proporciona.

gema dijo...

Es lindo estar enamorada como tú lo estás, y mucho más cuando eliges a la persona correcta.

Anónimo dijo...

El ansia es una fuente de distorsión de la percepción. Lo agradable dura poco y lo indeseable cuesta esperar a que termine.
La mejor perspectiva la dan los años. Tú lo sabes, tu visión extracorpórea de la niña llorando establece tu batalla interna entre la razón y la pasión. Ya pasará. Confía en Dios, cuaquiera que sea tu idea de El.

Little Red dijo...

Ten cuidado con lo que pides...que te lo podrían dar...escuché eso no hace mucho...y tu post me lo hizo recordar. Un abrazo...y tranquila niña.