27.7.08

me lo prometo

Cada año me prometo participar en las fiestas patronales y cada año me pasa lo mismo: las paso chambeando y no porque tengo que hacerlo sino porque lo quiero hacer. Esta vez me tocó el horario bien jodido: del 24 al 25 desde las 18 hasta las 6 am. Salí del trabajo molida, me fueron a buscar Celina y Diego (un amigo gallego) y nos fimos directo a dormir (cada uno a su camita, claro). A las 15:45 me despertó el día 25 me despertó un fuerte golpear a la puerta. Fue Rodrigo: “y tú no entras al trabajo a las 16?” P***madre. Me lave y me vestí corriendo, llegue a la chamba con retraso, suerte no estaba el jefe. Pase el día 25 que es el día de Apóstol otra vez chambeando mientras más y más clientes se metían a nuestro bar para pedir Dios-sabe-qué y dar la lata.

Vamos a ver, entran 5 gallegos y piden:

1- Eu quero un café descafeinado de máquina con leche desnatada

2- Eu, que vou tomar….?

3- Pide un café con hielo

2- non, quero un café con leite templada

3- para min descafeinado de sobre

4- que pediches?

3- descafeinado de sobre

4- bueno, eu tamén, pero doble con sacarina

5- yo quiero sólo con hielo

1- y un vaso de agua

2- e o meu sen espuma

Suerte que el 24/25 por la noche estaba en la barra sirviendo cubatas.

Está claro que yo también, en vez de trabajar como una burra, preferiría ver los fuegos artificiales en la plaza de Obradoiro, comer helados artesanos de limón y yogur, caminar por la Rúa do Franco alumbrada con los múltiples luces y que alguien me abrace fuertemente y me asegure de que todo va bien.

Encontré mi lugar en el mundo, creo, pero mientras él no esté, no será ideal nunca….

Ahora sí me prometo que el próximo Apóstol lo vamos a pasar juntos donde sea

2 comentarios:

Sheila dijo...

se nota que lo extraña no¿?

pero vamos fuerza que ya falta poco para que lo veas

un beso

Fr@nk M!Ch@ell dijo...

se siente el amor......como añoras que este a tu lado para pasear por todos esos lugares que mencionas.....seguro pronto se hara realidad.