20.6.08

Relaciones táctiles

Mis manos resbalan sigilosamente por la negrura de su cuerpo. Es una caricia recíproca, un desliz que despierta todos nuestros sentidos. Así, con una ternura equilibrada, obtenemos el máximo placer de nuestras relaciones táctiles, es un placer que al final cansa, e intentamos dormirnos acurrucaditos uno al lado del otro mientras él todavía me deja jugar con su suave y fácil de manejar (ADVERTENCIA: sigan leyendo, no es lo que ustedes se imaginan) pantalla táctil. Mi chiquito ipod touch.

Toda la tarde la pasé mirando lo que hay de nuevo en el mundo de las pantallas táctiles. Luego me dormí y soñé con una pantalla LCD que había visto, una de 22 pulgadas que, en realidad, no es sólo una pantalla, sino una computadora completa con todo el sistema operativo, pero que aparte lleva una capa de software que garantiza su manejo a través del tacto y así todo es mucho más sencillo y muy intuitivo. Si embargo un Touch Smart de esos, de HP no me sirve. Quiero algo que se pueda llevar a todos lados, algo como una láptop con una pantalla chiquita. Las hay de 9 pulgadas y peso de 1 kilo pero, desgraciadamente, se parece demasiado a aquel Asus de 7 pulgadas que es como el antiguo libretto, un asco de plástico que, además da miedo moverlo. Quiero un Voodoo (Envy 133) blanco de 13 pulgadas y finito; o mejor un Mac book Air de Apple que es recontra lindo que podría llevar a cualquier sitio metiéndolo en un sobre, nomás. Es blanquito, tiene pantalla de 13 pulgadas y finito (0,4-1,9cm) hecho de aluminio. Tiene el pad con la función multitouch, como la de mi ipod y que ya, a decir verdad, no es nada renovadora. Puedes aumentar el tamaño del objeto dándole un pellizquito, o uno a la inversa para hacerlo más pequeño, así como de siempre. Ojalá el Mac Book tuviera la función táctil en la misma pantalla. Así sería más chévere. Y ojalá no costara tanto, que da miedo mirar el precio. Anímense, quién me regala una estrellita de esas? Please. La quiero!

Mientas así pensando, seguía escuchando mi ipod, que pobre necesita otros audífonos ya que los que tiene se me han malogrado. Pero no me llega plata ni siquiera para una cosa tan simple como unos auriculares de Apple… Es así la vida de una pobre estudiante: dura :(

Me duermo encima de mi láptop que tiene un año y medio y ya me da la gana de cambiarla. Tengo más de 5000 soles para comprar una computadora portátil, pero no se crean: la plata no es mía, el juguete tampoco lo será :( Yo sólo tendré el "placer" de elegir uno que me guste y luego lo voy a entregar a mi padrino, que es él que paga. Que envidia…

Bueno, al final llego a la conclusión de que una no puede tener todo para que pueda soñar con este... ALGO (o con ALGUIEN). Ahorita soñé con ALGO, para variar.

7 comentarios:

Raulín Raulón... dijo...

¿Obsesionado? No, revisa el post, presento nueva prueba, incluí información intrascendentemente necesaria.

¿Ipod? No, mi MP3 rosado y yo estamos bien y muy calientes. Lo que si necesito es una laptop para postear más seguido, para la tesis y... la plata para adquirirla.

Jamás me compraría un mp4.

Fiore dijo...

uy ta bien pide pide que vas y se te concede ;)


bsos

George dijo...

yo tambien quiero una lap, pero creo que se la compraré a mi hermano para su cumple, en diciembre :D

Elmo Nofeo dijo...

Cuando botes tu laptop de año y medio, me puedes decir donde, porque quiero encontrármela.

Saludos.

Fr@nk M!Ch@ell dijo...

Esta si no te la paso........ otra vez jugando con nuestras sensibles mentes. Yo ya me estaba imaginando esas cositas

Acuarius dijo...

jeje, Elmo, por ahora no lo pienso botar xq si lo hago, me quedo sin nada... (

Fra@nk, claro, es que me gusta jugar :P

filosofourbano dijo...

Entonces escucharé esa melodía para ver si me hace sentir lo mismo :)

Saludos y grax x el comentario, me agrada la forma en que escribes :)