12.6.08

simulando un delirio

Me siento en el sofá mirándolo con deseo y voy simulando un delirio. No tengo cigarrillos. No los necesito porque no fumo. Me basta cerrar los ojos voluptuosamente y olerlo. Percibo su fresca fragancia y su tierna textura bajo las llamas de mis dedos que dentro de un momento se derramará en el apretón de mis labios mientras agarre con fuerza la curvatura de su cuerpo. Me lo voy a comer, tan lindo entre mis manos en cuanto termine simular mi delirio. Me lo como dulce y húmedo, mi trozo de sandía que tengo delante.

Lo comparto con ustedes, est
á a la derecha.

7 comentarios:

Sheila dijo...

jajaj con yo tambien quiero un delirio

Raulín Raulón... dijo...

Es un olor entrañable de verano.

el véler dijo...

me gustó tu delirio... está bueno... provecho.

Metódica dijo...

oshe! yo quiero mis mandarinas :)

Martín Balbuena dijo...

Tengo que admitir que mi mente asquerosa se imaginaba otra cosa...
:P

George dijo...

a la derecha está xan xan !!

Acuarius dijo...

La sandia tb, un poco mas arriba. Xan Xan no la habra comido? vdd? :P