23.6.08

Un día antes, un día después

Un día de enero, un día antes de mi viaje al Nuevo Mundo me visitó Érika para darme los últimos consejos y para despedirse de mí. Así conversando, E. llegó a ver una foto en mi computadora:

E: Pucha, Éste es él!! ¿De dónde sacaste esta foto?

Yo: ¿Quién?, pregunté asustada.

E: El chico que se enamoró de mi hace unos años! No me lo puedo creer!

Yo: (Mirándola a ver si no me tomaba el pelo) Pero cómo D. se enamoró de ti hace un par de años y yo no sé nada?

E.: No D., tonta, éste! Éric (rara coincidencia de nombres). Qué hace él en esa foto?

Yo: jeje, no lo sé, es un amigo de D. pero busca en Hi5, si lo tienes ahí y él tiene a D., te asegurarás que es el mismo Éric, no?

E. (buscando como loca en mi láptop): Verdad!!! Es él. No me lo puedo creer!

A mí me daba ya igual, ya me podía creer en todo. Incluso que yo conozco a D. quien conoce a Éric quien conoce a Érica que está aquí 10 mil de kms de Lima (a propósito: de Lima que tiene 17 millones de habitantes que yon sepa) conmigo. Yo soy fatalista.

Yo: Bueno, tengo las fotos de tu ex en mi láptop… jeje . En algunas sale medio calato.

E.: No es mi ex, ya? Sólo lo pretendía. …. A ver dónde sale calato…

Yo: Oye, mañana ya salgo al aeropuerto. Saludo a Éric?

E.: Qué roche…


(Ahora Érika se va con su amorcito y los padres de él al Perú para que él pueda pedir su mano (y aprovechando para ver Machu Picchu). Qué envidia. Érika, si no me quieres como tu esposa, llévame como un equipaje, méteme en una maleta aunque me tengas que cortar en pedazos. Please!)

***

Un día después me desperté en el hostal Lince (no es necesario que lean entre líneas) pensando que dónde c*** estaba. Ahhh, ya séeee. Mamaaaaá!!! ¿Dónde estás?

Fuera hacía un calorazo insoportable. Subí al escalón (había una ventana en el baño, detrás de la ducha. Me asomé. Vi la Avenida de Arequipa, los combis circulando como locos, los taxistas pitando (y todos los taxis eran ticos!), un perro ladrando desde una azotea. Pucha, ¿dónde estoy?!

Me tumbe en la cama pensando: pero que todo iba a estar bien... Luego sonó el teléfono de la habitación y llegué a escuchar una voz agradable diciéndome: Señorita, alguien le está esperando abajo…

9 comentarios:

El Frankie dijo...

jaja Wow! Esa última parte parece escena sacada de película de terror xD

pd. el hi5 es una buena herramienta para encontrar gente que conoce gente ;)

Daniel dijo...

Haré que Eric lea esto.

Por lo siguiente, si mas no recuerdo, esa ventana estaba muy alta y era pequeña. ¿Que hiciste? ¿te trepaste?

diego dijo...

mujer, me he quedado pegado con tu blog.

lo peor es que también conozco ese hostal...

un abrazo.

Raulín Raulón... dijo...

Bueno, al menos te estaban esperando abajo.

Eso puede que explique uno de tus posts anteriores

Causita dijo...

no entendi

Octavio M dijo...

Jaja. Lima, Gris y Caótica =)

Sheila dijo...

El mundo pequeño!!!!!

Fiore dijo...

Asu maaaaaaaaaareeeeeeeeeeee :P

bso

Fr@nk M!Ch@ell dijo...

Esa pregunta de: c**** donde estoy? me la hacia cuando estaba mas chibolo y me metia unas borracheras terribles. Malos y terribles momentos.